Rediseñando el futuro de las exposiciones y eventos en vivo.

Adaptación y resiliencia son dos de las palabras más escuchadas en los últimos meses, pero como Industria de reuniones nunca imaginamos que esta batalla duraría varios meses ni muchos pensamos que nos veríamos obligados a convivir con ella más de lo que imaginábamos.

Es claro que los eventos como los conceptualizábamos antes de la pandemia no volverán a ser igual. Estamos viviendo nuevas formas de comunicación e incluso de convivencia, así como comportamientos y hábitos que serán una característica permanente en nuestras vidas.

La adopción de formatos digitales y tecnología aplicada a los eventos se ha acelerado y cobrarán un impulso impensable, cambiará la forma en que vivimos y hacemos negocios. Este cambio será exponencial, habrá una nueva normalidad, pero; ¿estamos listos para entender lo que será esta nueva normalidad? ¿Qué significa esto para nuestra industria en el futuro próximo? ¿Cómo encontraremos nuevas oportunidades de negocio en el momento más importante de transformación en el mundo?

Indiscutiblemente, los eventos fase to fase, son y seguirán siendo parte fundamental de la forma en la que hacemos negocios, incluso es así como aprendimos a socializar; pero esto se vivirá de una manera completamente diferente. La conformación y el tamaño de los eventos se verán totalmente afectados, los stakeholders reevaluarán su necesidad de participar focalizándose en la rentabilidad. Esto nos llevará a dedicarle mucho más tiempo e inversión al diseño y estrategia de las exposiciones y eventos en vivo para entregar una propuesta centralizada en la experiencia de nuestros clientes.

Pareciera que esta es la tormenta perfecta que ayudará a generar grandes cambios, que nos permitan rediseñar lo que serán los eventos del futuro, esto implicará que las organizaciones replanteen sus propuestas de valor que definitivamente serán complementadas con una gran experiencia digital y donde en definitiva el contenido de valor será el rey.

Esta investigación nos llevará a hacer un profundo análisis de nuestras audiencias, su comportamiento, pero sobre todo sus estímulos para poder atraerlos de forma eficaz. De la misma forma los expositores serán mucho más analíticos en términos financieros, pero también se verán influenciados por la experiencia que se les provea y aquellos que participen en eventos B2B preferirán aquellos que les provean compradores de calidad sobre la cantidad.

En conclusión, la disrupción formará parte de nuestra nueva normalidad, el rediseño de los eventos del futuro nos llevará a un concepto mucho más ejecutivo el cual incluirá un análisis profundo que permita elevar, transformar y/o cambiar radicalmente la propuesta de valor de las exposiciones y eventos en vivo.

Celia Navarrete González
Presidenta Nacional AMPROFEC A.C.

Articulo extraído de: Panorama Turístico
https://issuu.com/panoramaturistico/docs/panorama_tur_stico_julio_2020

Por: Celia Navarrete